Grenoble en un día

Visitar Grenoble en 24 horas

Vistas de Grenoble

Aunque es poco tiempo, en un día podrás conocer el centro histórico de la ciudad y tener un primer contacto con los hermosos macizos alpinos que la rodean. Descubrir el rico patrimonio de Grenoble y algunos lugares cercanos de especial interés y belleza requiere al menos tres días, más si también quieres disfrutar de actividades como el trekking o los deportes de nieve en las cercanas estaciones.

Día 1

Subida en el teleférico a la fortaleza de La Bastilla (2 – 3 horas, dependiendo de si quieres visitar algunos de los museos que se encuentran en el complejo fortificado).

A pie, dando un primer paseo por el centro de la ciudad, puedes llegar a los Jardines de la Villa o, dependiendo de donde te encuentres, coger los autobuses 1 o 13 para llegar a quai Stephane Jay, punto de partida del teleférico. Súbete en una de las “burbujas” del teleférico para sobrevolar el río Isère y llegar a la magnífica fortaleza de La Bastilla, enclavada estratégicamente en el punto de unión de los macizos Belledonne, Chartreuse y Vercours. Puedes recorres La Bastilla descubriendo las antiguas galerías, las banquetas de tiro, los almacenes y el emblemático torreón. Disfruta de las impresionantes vistas de sus miradores y del maravilloso paisaje alpino que te rodea. Puedes, además, visitar el Centro de Arte de La Bastilla, con exposiciones temporales principalmente de arte contemporáneo, y el interesante Museo de las Tropas de Montaña.

Plaza Grenette y paseo en el petit train (1 hora).

Ya que dispones de poco tiempo, es una buena idea subirte en el tren turístico que recorre el centro de la ciudad, partiendo de la plaza Grenette, corazón comercial de Grenoble, y pasando por algunos de los lugares más importantes como la Plaza Notre Dame, la plaza Saint André o la plaza Lavalette, donde se encuentra el Museo de Grenoble.

Plaza y catedral de Notre Dame (3 horas).

La plaza de Notre Dome es el centro de Grenoble y el corazón de la villa antigua. Aquí no dejes de visitar el Museo del Obispado (Musée d’Ancien Évêché), que guarda en su subsuelo importantes vestigios arqueológicos de la antigua Cularo y el primer baptisterio de la ciudad, del siglo IV. Admira la Catedral de Notre Dame, templo del siglo XIII cuyo interior merece un recorrido detallado por las valiosas obras de arte que contiene.

Plaza e iglesia de Saint André. (2 horas).

Se encuentra muy cerca de la catedral y es una de las plazas más bonitas de Grenoble, con sus agradables terrazas, siempre animadas. Aquí verás dos monumentos de especial interés: la iglesia de Saint André y el antiguo Parlamento del Delfinato, con su inconfundible fachada que combina los estilos góticos y renacentista.

Un día no da para más y te quedan muchos lugares interesantes por visitar en la ciudad: el Museo de Grenoble, el Museo de la Resistencia, la casa y los lugares ligados al famoso escritor Stendhal, nacido aquí, el Centro Nacional de Arte Contemporáneo… eso sin contar con los parajes cercanos de especial belleza como Chartreuse.

Opina

*

15 − cinco =