Un paseo por la orilla del río Isère

Paseo por el río Isère en Grenoble

Isère – Grenoble

El Isère recorre Grenoble formando parte de la fisonomía de la ciudad. Flanqueado por casas de fachadas sencillas de estilo neoclásico y distintos colores, el río tiene como telón de fondo los magníficos macizos que rodean la villa, creando una estampa de gran belleza.

El puente Puerta de Francia señala la entrada a Grenoble y desde aquí puedes hacer un paseo por la orilla del río teniendo como referencia los distintos puentes que unen la orilla derecha e izquierda. Especial importancia tiene el puente de Saint Laurent, el más antiguo, ubicado en el mismo lugar en el que fue construido por los romanos en el siglo I (aunque el actual es de 1837). En uno de sus extremos verás la conocida como fuente del León, que simboliza el triunfo de la ciudad frente al río y sus devastadoras crecidas a lo largo de los siglos.

Siguiendo la rivera y disfrutando de la belleza del paisaje, pasarás por el Jardín de la Villa, perfecto para una tranquila parada, y junto a él verás la estación del teleférico con las famosas cabinas – burbujas que parten desde aquí sobrevolando el río desafiante. Levanta la vista para ver la colina Belledonne con la imponente fortaleza de La Bastilla en lo más alto.

Continuando el paseo, el río te llevará al corazón de la ciudad, marcado por el puente de la Citadelle que arranca de la Place de Lavalette, donde se encuentra el Museo de Grenoble.

Sin duda, un recorrido pausado por la orilla del Isère es una de las actividades que no puedes dejar de hacer para descubrir la magia de los paisajes alpinos de esta hermosa ciudad.

Foto: Lady_Elixir

Opina

*

seis + dieciocho =