Grenoble en dos días

Ver Grenoble en dos días

Teleférico y Grenoble

Disponiendo de dos días en la ciudad, tendrás oportunidad de conocer parte del rico patrimonio artístico y cultural de Grenoble y podrás recorrer, con más tranquilidad, las pintorescas calles y plazas de la villa antigua disfrutando de su agradable ambiente. A continuación te proponemos un itinerario para ver la ciudad en esas 48 horas:

Día 1

Teleférico /fortaleza de La Bastilla (2 -3 horas).

– Plaza Grenette /paseo en el petit train (1 hora).

– Plaza y catedral de Notre Dame / Musée L’Ancien Échêvé (3 horas).

– Plaza e iglesia de Saint André (2 horas)-

(Ver itinerario detallado en Grenoble en 1 día).

Día 2

Museo de Grenoble (2 horas). A pie, paseando por el centro, o bien cogiendo el tranvía B o el autobús 16, llegarás a la Plaza Lavalette, donde se encuentra el Museo de Grenoble con una de las más importantes colecciones pictóricas de Francia. Junto a la exposición permanente, dedicada al arte antiguo, tendrás oportunidad de contemplar obras maestras de genios de la pintura como Rubens, Zurbarán, Matisse, Picasso, Modigliani o Chagal. No olvides recorrer los hermosos jardines que rodean el museo junto al río Isère

Museo Dauphinois (2 – 3 horas). Desde la Plaza Lavalette puedes cruzar el puente de la Citadelle para llegar al otro lado del río. Disfruta de la hermosa panorámica del Isère en todo su esplendor, bañando la ciudad y teniendo como telón de fondo los espléndidos macizos alpinos que rodean Grenoble. Dando un agradable paseo, llegarás hasta el Museo Dauphinois, en la 30 rue Maurice Gignoux. El Museo, al pie de la montaña, ocupa parte de las instalaciones de lo que fuera el convento de Saint Marie d’en Haut, y su interesante exposición te ayudará a entender la relación de Grenoble con el entorno alpino durante siglos. El hombre y la montaña en perfecta armonía son los protagonistas.

Museo de la Resistencia y la Deportación (2 horas). En tu recorrido por la historia de Grenoble a través de sus museos no puedes dejar de incluir éste. El impactante Museo de la Resistencia y la Deportación analiza, a través de distintas exposiciones y montajes audiovisuales, el periodo oscuro de la época de la ocupación alemana y el activo papel de la resistencia en Grenoble durante estos años. No te dejará indiferente. Puedes llegar cogiendo el tranvía A y bajándote en la bonita plaza de Verdún, corazón del barrio de los anticuarios.

Compras por el casco antiguo. El tiempo que te quede en Grenoble puedes dedicarlo a recorrer la zona del centro histórico, partiendo desde la animada plaza Grenette y “perdiéndote” por las pintorescas calles aledañas, como la Grande Rue, la avenida Jean Jacques Rousseau o la rue Saint Jacques. Muchas de estas calles son peatonales y en ellas no faltan agradables terrazas para combinar las compras con momentos de descanso disfrutando del día a día de la ciudad.

Foto: theilr

Opina

*

16 − Ocho =